jueves, 10 de mayo de 2012

Apoyando al CV con un recurso excelente.




Esta tarde surfeaba en Twitter, buscando una motivación para un post. He encontrado un escrito que escribe  P. B., que titula   "¿Quieren saber de qué se trata mi trabajo?" donde relata porqué le gusta su trabajo, mencionando a sus compañeros y haciendo una descripción somera sobre lo que lleva a cabo en él.
Me preguntaba porqué le habrían surgido varias críticas. Dejando aparte las incomprensiones, nacidas de todo tipo de motivaciones –y no buenas, bajo mi punto de vista- he pensado que merecía la pena escribir unas palabras y sencillamente porque a mí me ha parecido una idea genial, por original e inteligente.
Desconozco las motivaciones para escribir ese post, quizá fue algo tan simple y tan normal como promocionarse. O alabar a tus compañeros y compañeras de trabajo por agradecimiento, o algo tan humano como jactarse de un trabajo en la que se siente feliz, como expresa. 
Sin embargo, los resultados van mucho más allá, porque creo que constituye un activo para afianzarte en tu carrera. Tanto en un sentido estático, como dinámico. Creo que me expreso bien. Aunque su motivación sea lo más sencilla, sus funcionalidades pueden ser dobles, para quedarte y para irte, para buscar una salida en otra firma o para buscar la promoción interna; por eso lo veo doblemente inteligente. 
Aunque su motivación sea lo más sencilla, sus funcionalidades pueden ser dobles, para quedarte y para irte, para buscar una salida en otra firma o para buscar la promoción interna;
Quizá ha sido una idea genial surgida por casualidad. Creo que todas las ideas geniales salen por casualidad: una inquietud de carácter inmediato y original que sólo encuentra solución dando un paso adelante entre lo que no existe, es decir, creando algo.  
Y esto es así, porque aunque las Redes Sociales cada vez juegan un papel más importante para conformar la vida que llevamos a cabo en todas las facetas, se están cociendo poco a poco y van añadiendo aportaciones que la hacen competir con lo que había antes.
En el espacio de los Recursos Humanos y en el terreno laboral no lo es menos. Todos hemos leído que los Departamentos de las empresas correspondientes, al llevar a cabo un proceso de selección, echan un vistazo 'al Twitter' del candidato, o miran en general su presencia en las Redes Sociales. Más, cuánto más importante es el trabajo a desarrollar y más minuciosamente, si éste trata de involucrarse con la gente.

Una de las inquietudes más importantes  del empleador, cuando tiene en frente a un candidato a una promoción, o a un nuevo puesto, se reflejan en éstas preguntas:

¿Cómo se sentía en su anterior etapa o en su puesto anterior?
¿Tuvo algún problema que la impulse al cambio?¿Se llevaba bien con sus compañeros?

Debido a todo esto, creo que escribir un pequeño artículo en tu Blog, haciendo un recorrido en tono positivo de tu trabajo, afianzará al empresario contratante en la creencia de que tus motivaciones son de carácter ‘de carrera’, o de pasión de tu trabajo, etc.
O mejor si cabe: le situará en la sospecha de que admires tu empresa. 
Y sin duda pensará que está dando paso, a una persona constructiva, con capacidad de entusiasmarse, que puede colaborar a mejorar la imagen de la empresa y lo más importante, aportar un buen ambiente de trabajo, todo un marco para la mejora de la productividad, tan de moda y tan necesario hoy en día.



Dejemos que la Red haga su trabajo: sin duda, la introducción de ese post en el Blog propio, no sólo lo viste, no sólo colabora para que el empresario valore quien trabaja en su empresa o a quién introduce en ella, es que además, colabora para reforzar el valor de las TICS y el apoyo que brindan en los aspectos más humanos de la organización y del trabajo.

Doy gracias a la autora, así como al lío que armaron los críticos,
(que se pasaron un poco) porque me hicieron pensar y ponerme a escribir para daros el resultado.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario