viernes, 20 de enero de 2012

Leyes SOPA y PIPA ___________________________________ ¿una camisa de fuerza para la Red, o algo más?

Estos días se está hablando mucho de SOPA y de PIPA y a pesar de que el temporal ha amainado, no viene mal hablar un poco del tema.
Por una vez los acrónimos tienen un nombre gracioso; sin embargo, la gracia acaba inmediatamente cuando miramos el asunto un poco más de cerca. Hay que recordar que en la tramitación de estas leyes, aunque esté suspendida sine die, sus autores no han desistido aún de encontrar los consensos necesarios para hacerla aprobar.
Si no han indagado sobre ellas, déjenme a mí que aporte algo para que las conozcan, aventurándome a añadir algunas palabras tratando de no caer demasiado en repeticiones o en duplicar lo que ya sabrán o leerán los próximos días.
SOPA y PIPA son Leyes que se están tramitando ahora mismo* en las Cámaras Legislativas de los EUA. La SOPA es la “Acta para detener –'Stop'- la Piratería Online”; PIPA, el “Acta para la Protección IP”. Han sido inicialmente impulsadas desde el lado Republicano y como tantos cuerpos legislativos, son producto de la presión de los Lobbyes de la industria. Persiguen la defensa de lo antiguo frente a lo nuevo, es decir, se sitúan junto a los intereses ya creados oestablecidos.
De otra forma dicho: miman la creación de la industria tradicional, protegiéndola en contra de la innovación.
¿Qué está en juego? Esta en juego el mismo internet. Recordemos de qué hablamos cuando menciono esta palabra: Internet es un conjunto de redes, un conjunto de códigos que unificados,  usados y explotados por el el Ser Humano, dan lugar a un campo de conocimiento y de intercambio que está modelando la conciencia global. Da lugar a una agilización del comercio desconocida, facilita la interacción de las personas dentro del globo sin importar la distancia. Y por todo esto, abre la conciencia humana de una forma que no tiene precedentes, lo cual ya ha tenido efectos palpables, en forma por ejemplo, de movimientos sociales cuyas consecuencias se están gestando actualmente.
Es mucho más lo que está favoreciendo Internet: nuevas formas de pensar, democratización de la creación cultural, avances y facilidad en las actividades científicas, nuevas formas de comprar, convirtiendo al consumidor en protagonista y cocreador de lo que está en el mercado, consecuentemente; nuevas formas de relación; ….etc, etc.
Además, todo esto lleva ínsito un efecto multiplicador ya que todos estos elementos producen sinergias y se alimentan entre ellos mismos. Por ello, los efectos de internet sólo están en sus inicios. Si se deja en libertad, regulándolo adecuadamente.
Los cambios que se suceden se están dando de una forma tan acelerada que no está dando tiempo a que los ‘viejos actores’ se adapten a los nuevos tiempos. En la historia, siempre que ha habido una época de cambios revolucionarios, han surgido resistencias entre quienes han vivido con lo anterior, por considerarlo una amenaza a su modus vivendi o sencillamente a sus intereses personales.
Los cambios de ahora, aunque se están produciendo de forma pacífica y silenciosa, por su aceleración sin embargo, pueden llamarse “revolucionarios”.

¿Qué es lo que ponen como pretexto quienes tratan de detener estos cambios “revolucionarios” ?
En este caso, el motivo o la palabra maldita es ‘piratería’.
Bajo la bandera de la lucha contra los piratas cibernéticos, se pretende colar una legislación que puede hacer mucho daño. La piratería no es deseable que exista. Plantea la reflexión, o debería planter, que lo que existe, no funciona bien. Y eso debería de ser un pretexto para revisar lo antiguo, antes de defenderlo a toda costa, evitando la llegada de lo nuevo.
 La piratería ha existido siempre y ha sido un síntoma que ha impulsado al Mercado a ir corrigiéndose, dando al consumidor lo que necesita de una forma, digamos, más perfeccionada, más acorde con sus necesidades y gustos.
Un autor llamado Cory Doctorow ilustra este tema de la piratería con el ejemplo de las llantas de coches de esta forma: imaginarse que los ladrones de bancos logran escaparse en coches que llevan esas llantas en las ruedas de los vehículos. Para evitar que los cacos robaran bancos, la solución sería prohibir la fabricación de llantas.
 En este ejemplo, la fabricación de vehículos equivaldría al despliegue normal de la red; los vehículos usados para robar, sería la actividad propiamente delictiva.
Hago este parelalismo, dejando aparte las decisiones judiciales que han dicho que en mucho casos la actividad de copia no es piratería.

Pero la industria se protege a sí misma.
En su forma tradicional de hacer, es un intermediario entre el mercado y el creador. Sin embargo, en las formas actuales que ofrece la Red, hay muchos autores que han tenido éxito en internet, sin que hubieran tenido antes posibilidad alguna para ese reconocimiento. De este modo, el protagonista pasa a ser el creador, desplazando a los intermediarios. Por eso, es fácil comprender que estos cambios limitan considerablemente los beneficios de la industria. Es por esto que están intentado conseguir de las Instituciones, su protección para que creen una legislación que blinde sus intereses, algo bastante grotesco sino fuera porque simple y llanamente, ataca de frente la innovación y el progreso iendo contra la Historia, imparable siempre, aunque a veces ralentizada.
Del mismo modo que es sabido que la industria bloquea a menudo a la competencia dificultando su entrada en el mercado, o negocia casi siempre dando condiciones muy desventajosas para los protagonistas de la creación cultural, ahora se niega, con las posibilidades que introduce internet, a renunciar a los cuantiosos beneficios que ha tenido tradicionalmente.

Las Actas que quieren salir a la luz en EUA y en otros países: SOPA, PIPA; Sinde-Wert, etc, pretenden fortalecer la protección a la industria tradicional en detrimento de la innovación.
El primer obstáculo que en teoría deberían ver, es que nos encontramos en sociedades donde el Estado de Derecho está firmemente establecido, por ello no deberían de ser operativas.
Sin embargo, estas leyes empiezan violando estos derechos, desde la Libertad de Expresión, como derecho sustantivo, hasta otros de carácter adjetivo que hacen operativas a las Libertades fundamentales, como es el Derecho a la Tutela Judicial Efectiva: un Derecho consagrado en la mayoría de las Constituciones progresistas modernas.
Ello es así, porque la empresa o el organismo demandado no tiene oportunidad de defenderse antes de resultar gravemente perjudicado, ya que cualquier compañía propietaria de los derechos de propiedad intelectual puede censurar sus contenidos mandando a la empresa previamente una advertencia sobre esa violación. Esto además, llevado a cabo sin que medie ningún órgano judicial para hacer efectiva la remoción de esos contenidos de la Red.
Los organismos son además, administrativos, no judiciales, lo cual es especialmente grave porque estamos tratando de la supresión de Derechos Fundamentales, que no pueden de ningún modo ser tocados por un poder de este carácter.
Sólo con la denuncia o la advertencia, la empresa que aloja la web, debería aplicar filtros que bloqueen todo lo que sea sospechoso de infringir esos Derechos de Propiedad Intelectual. Esto se llevaría a cabo bloqueando DNS, -denominado “el arma más poderosa para la destrucción de la libertad de expresión”- , removiendola de los buscadores, como Google, por ejemplo, o impidiendo a las firmas de pagos que procesen pagos.
Un ejemplo de ésta, fue el estrangulamiento a que se sometió a Wikileaks, bloqueando las donaciones que recibía desde Paypal, que originó que en pocos días perdiera el 90% de sus ingresos, provenientes de donaciones.

Es evidente que esto crearía tanta incertidumbre e inseguridad, que se limitaría la circulación de información, de cultura y de creación en general en la red, hasta el punto de que sencillamente, la pondría en peligro tal y como ahora la conocemos.
Con éstos métodos, USA se pone a la altura de países como China o Irán que aplican regulaciones similares de control sobre sus ciudadanos.
Hay que tener en cuenta que al regular de este modo, cualquier ciudadano podría paralizar cualquier web con móviles de todo tipo. Se crearía una picaresca muy peligrosa que haría mucho daño y muy rápidamente, desalentando las energías que han creado la Red y la riqueza real, consiguientemente.
Cualquier portal, web, creador de contenido, desde YouTube hasta Twitter podría ser cerrado si fuera señalado como infractor de las normas que se contienen en estas leyes, por no haber sido capaces de filtrar adecuadamente los contenidos puestos por sus usuarios.

Esto paralizaría la red, tal y como la conocemos actualmente, dejando de ser una mundial y libre, para la transmisión de conocimientos, la producción de ideas…
Creo que estamos en una encrucijada.

Ultima hora. En esta tarde del 20 de enero del 2.012, la Ley ha sido retirada del proceso que llevaba para su elaboración del Congreso EUA. Sin embargo, el demócrata Reid, uno de sus impulsores, dice que:
“…hemos hecho avances los últimos días y creo que iremos en esa dirección las próximas semanas…”.
El pulso continuará entre quienes multiplican escandalosamente las estimaciones de los costes que tiene la actual situación de internet para la industria del Copyright, porque además, ignoran y no quieren entender que pueden beneficiarse de una difusión mayor de la cultura en otras condiciones (además, probablemente no son usuarios de la RED, desconocen lo que es un IP...etc, etc) y crear unos sistemas más amplios que beneficien a más gente y creen al final más riqueza y quienes consideran a la SOPA y a la PIPA una aberración jurídica que además golpea en la línea de flotación de la Internet.


Para que la red pueda ser expectativa de un nuevo amanecer para la Humanidad, no sólo hay que trabajar para ello día a día, no sólo tienen que surgir personas en todos los campos que den ejemplo y que dejen huella, no sólo tenemos que crear un caldo de cultivo para que esto aparezca, para que se produzca un diálogo entre sociedad y emprendedores, entre sociedad y personas que estén por encima de la media, por sus logros. Todo esto es un largo andar y no serviría si al mismo tiempo no nos enfrentamos con éxito a iniciativas como éstas que provienen de la ignorancia y de la codicia de unos pocos. Que son, nunca mejor dicho, sombras que pueden convertirse en un manto de oscuridad.

No dudes en dejar unas palabras si algo te suscita esta lectura. Gracias. 

12 comentarios:

  1. Álvaro, puedes seguir escribiendo... has pasado la prueba con una Nota de ¡EXCELENTE!

    Saludos. Paco.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias. Un saludo Francisco.

    ResponderEliminar
  3. En increible cómo los gobiernos más poderosos del mundo están intentando acabar con el internet libre sólo para beneficiar a un sector de la sociedad, en este caso el sector del entretenimiento. Y es aún más increible que no terminen de entender que internet no es el problema, sino la solución.

    Genial, cuanta más información haya de este tema mucho mejor.

    Un saludo. ;-)

    http://twitter.com/dr0ale

    ResponderEliminar
  4. Internet supone una mayor concienciación ciudadana para fiscalizarlo todo, desde la industria hasta al poder político y la forma de hacer de sus actores. Por ello no gusta a menudo en esas esferas. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  5. Trato de entenderte Álvaro en este artículo, pero mi ignorancia sobre el tema me frustra. Aun así creo entender que el mismo internet y el tiempo, gestarán la solución para este problema que plantea el ritmo tan veloz, y tan global, entre lo que marca lo nuevo, de lo que era lo nuevo hacía dos segundos..., es decir lo viejo. Otra cosa distinta son la picaresca y la honradez. Dentro de este último aspecto, creo que debe haber una ética, y para ello una regulación y una legislación que traten de encauzar este ritmo de crecimiento vertiginoso que da cobertura a lo que de inútil y engañoso tiene internet, que es la mayor parte. No hemos de preocuparnos que esta regulación merme la capacidad de creación que otorgan las tecnologías crecientes. Estas encontrarán nuevos cauces cuando su verdadero fin sea constructivo, y proporcionen a los usuarios formas de expresión reales y verdaderos para el sentido y la comunicación. En definitiva, quizá la SOPA y la PIPA sean el embrión de estas leyes reguladoras que intenten dar cauce de vida a todo lo que sea creación dentro de internet, aunque para ello tengan que cerrar caminos o medios donde esa picaresca operaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ja, ja! Cecilio! Me sorprendes. Qué bien escribes. No me había dado cuanta hasta ahora mismo que eres tú. ¡Tienes que firmar!
      En dos palabras, tú Cecilio te conformas con la fuerza de los poderosos, no analizas nada, les dejas hacer.
      Hay que tener más fe en la fuerza más importante, que es la del corazón de la gente y el corazón que late con más fuerza, no sólo porque hacen la Red, sino porque es la sociedad entera. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Estoy muy de acuerdo con lo que explicas: das con la clave cuando comentas que lo que en realidad está en juego, es la defensa de los intereses de los intermediarios de la industria del copyright.
    Y es que no se trata de la lucha contra la piratería: nos la están intentando colar como cuando nos decían que el malo de la película era el terrorismo global. Lo que en realidad está en juego es un cambio de paradigma o de entender la realidad. Igualito como cuando Copérnico nos hizo ver que la Tierra no estaba en el centro del Universo... Sólo que ahora toca bajar del pedestal el mismísimo valor del dinero. En otras palabras: que las personas no siempre "producen" para obtener un beneficio económico. Vivimos pues en la encrucijada de dos formas de entender la realidad: la tradicional y antigua, es decir, la de aquellos que defienden la competencia y por tanto, la "lucha" y el "secretismo" como valores para distanciarse y diferenciarse del resto; y la visión de los que defienden la cooperación, como una auténtica opción para crecer, sin centrarse tanto en el beneficio económico individual, y más en lo que avanzamos como grupo, con la participación de tod@s.
    Los primeros, los que no ven más allá de la competencia, no pueden entender que las personas hagan cosas por puro placer, sin importarles tanto el beneficio que puedan sacar de sus "obras", siendo muchísimo más importante que éstas sean compartidas y admiradas por todo el mundo.
    Por supuesto que existe el derecho de que quienes pretendan lucrarse con lo suyo, puedan seguir haciéndolo. Sin embargo, estos mismos son los que no entienden que pueda existir otro tipo de mentalidad y de entender la realidad. Pero no se dan cuenta de que el dinero que en el siglo XX otorgábamos a los productos de consumo tangibles, hoy preferimos destinarlos a aquello que nos emociona o nos conmueve: no queremos pagar por el cd, el dvd o el coche: queremos pagar por la música, la película o el transporte. Pero claro, pensar así, implicaría una grandísima reducción de SUS beneficios... Mejor, sigamos compitiendo y pensando en cómo pisar al otro, y sobre todo, en comprar su producto físico, que tanto "necesitamos" o "deseamos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu colaboración. Lo has entendido perfectamente y has hecho un buen resumen.

      Eliminar
  7. Muy bueno el post. Dejas de una manera clara en que consiste cada ley. El vídeo de Mafalda me encanta, sigue siendo tan actual.
    Estoy contigo con lo de la piratería desde siempre se ha realizado sino recordemos cuando eramos niños comprábamos una cinta y se la dejábamos grabar a nuestros amigos. ¿Qué diferencia hay entre esto y lo que sucede ahora mismo? La única es que ahora nuestro número de amigos es mayor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Sandra, la >Historia se repite. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  8. Me encanta tu post, de modo simple explicas que son SOPA y PIPA y sus posibles consecuencias, o mas bien, tragedia, si son aprobadas y aplicadas. Aparte del ejemplo de Wikileaks, tenemos otro mas bien reciente, Megaupload. Gracias y un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias. Sí,es un ejemplo del que he comentado específicamente en mi segundo post. Un abrazo!

      Eliminar